Tanto el pulpo congelado como el fresco están considerados una auténtica delicia gastronómica. El éxito de un plato a base de pulpo como ingrediente principal, no solo está en el cefalópodo en sí sino también, en la forma de cocinarlo. Es muy importante conseguir el punto de cocido justo para que no quede ni demasiado tierno ni tampoco duro. Descubrimos 5 trucos de cocina para cocer el pulpo.

5 trucos de cocina para cocer el pulpo congelado

1. Atizar el pulpo

Consiste en atizar el pulpo con una mazo de cocina para descomponer las fibras. De este modo, al cocerlo quedará totalmente blando. Un truco muy utilizado desde antaño y muy efectivo.

2. Introducir y sacar el pulpo durante unos segundos

Los cambios de temperatura hacen que se rompa el colágeno responsable de la dureza del pulpo. Lo primero que hay que hacer es poner una cacerola grande con bastante agua. Cuando el agua empiece a hervir se introduce el pulpo y se saca rápidamente (se deja entre 5 y 10 segundos). Hay que repetir esta operación unas tres veces.

3. Extraerle la membrana

Para que quede tierno, se extrae con las manos la membrana que se encuentra entre los tentáculos. Después se realiza la técnica 2.

4. Añadirle un tapón de corcho

Aunque este es un truco también muy antiguo, actualmente la mayoría de los expertos en cocina no están de acuerdo con él. Añadir un corcho al agua junto al pulpo puede variarle el sabor.

5. Cocerlo en una olla grande

Los cocineros recomiendan cocerlo en una olla grande con bastante agua, hasta que el pulpo quede cubierto. Se le puede añadir media cebolla, aunque lo más frecuente es ponerle unas hojas de laurel y nada de sal. La sal, siempre gruesa, se le añade al momento de servirla.

6. Cocerlo en el tiempo justo

Para que el pulpo quede en su punto es muy importante controlar los tiempos.

Si se cuece en una olla normal:

Se debe cocer unos 17-18 minutos por cada kilo. En el caso de un pulpo de 2 kg se recomienda unos 35 minutos. Estos tiempos son orientativos y lo mejor que se puede hacer para comprobar que el pulpo está tierno es pincharlo cada 15 minutos. Cuando esté tierno se apaga y se deja reposar en la misma olla entre 15 y 20 minutos.

En una olla rápida:

Si se va a optar por una olla rápida se necesitan unos 15 minutos para un pulpo de entre 1,5 y 2 kilos. No es necesario dejarlo reposar porque con este método queda muy tierno.

Sin agua:

También se puede cocer sin agua si buscamos que el pulpo quede muy jugoso y con un sabor muy intenso. Se pone una olla grande sin agua sobre el fuego para que se caliente. Cuando la olla se haya calentado se introduce el pulpo y se cierra con una tapadera (se puede utilizar una olla exprés). Se cuece a fuego medio durante 17-18 minutos por cada kilo. No se debe destapar para que no pierda el vapor. Pasado este tiempo se pincha con un palillo. Si sigue duro se puede poner otros 5 minutos.

*Todos estos trucos se realizan con el pulpo descongelado. Para descongelarlo se deja 24 horas en el frigorífico.

Y damos un último consejo para todos aquellos que vayan a cocinar pulpo: hoy día se pueden encontrar alimentos ultracongelados
, como el pulpo, de primera calidad y a precios más económicos que los frescos. Un pulpo ultracongelado resulta tan delicado como uno fresco.

Con estos consejos conseguir que el pulpo fresco o el pulpo congelado quede tierno después de la cocción no será ningún problema.

Además, si lo que necesitas es tener en casa el mejor pulpo congelado, tienes dos opciones. Pásate por nuestras tiendas o cómpralo a través de nuestra página web.

Contesta

Carrito
  • No hay productos en el carrito.